Selfie es cultura | Cartapacio

Cartapacio

Selfie es cultura

Raúl Ruiz Gómez*

A través del intercambio de información la gente adquiere mayor conocimiento, pero la ignorancia deteriora el intento, pues es mucho mayor el número de personas que desconocen el uso correcto de la gramática y la ortografía, que a la vuelta de tanta basura lingüística, se va degenerando en un nuevo sistema de comunicación con bazofia gramatical.

San Luis Al Instante.- El feis, vocablo distorsionado por el mexa para mencionar uno de los más importantes medios en las redes sociales (Facebook) exhibe a sus usuarios en la dimensión exacta que le proporciona su particular educación, cultura y experiencia en la vida.

El feis tiene innumerables funciones. Se supone que la más útil es la de comunicar de inmediato lo que ocurre en el mundo y así involucrar a la masa en una dinámica más abierta.

Otra función podría ser educativa. A través del intercambio de información la gente adquiere mayor conocimiento, pero la ignorancia deteriora el intento, pues es mucho mayor el número de personas que desconocen el uso correcto de la gramática y la ortografía, que a la vuelta de tanta basura lingüística, se va degenerando en un nuevo sistema de comunicación con bazofia gramatical.

Mientras el medio cobra equilibrio, el ser humano se vuelca en el océano virtual y encuentra ahí:

1. Terapia contra la soledad, la angustia, el desamor.
2. Vehículo para la satisfacción sexual.
3. Plataforma para sacar el poeta que todos llevamos dentro.
4. Comunicación para coexistir con grupos de similares gustos, etc.

Y en el ámbito de la comunicación visual, la foto.

La foto in situ. O sea la ubicación del individuo para orientar a sus amigos y parientes de su localización.

La foto personal. Cuya exposición ha revolucionado en poco tiempo la dinámica comunicacional del facebook.

A tal grado llega el fenómeno, que cobra connotación exclusiva; definición y se reconoce ahora como EL SELFIE.

El Selfie es cultura y ahora puede ser también un arte menor.

El Selfie no es otra cosa más que el autorretrato que se publica en línea. Es efímero, ilustra el momento que vive el autor.

Sirve para documentar pasajes inmediatos de su vida a través de la expresión de su rostro, o ilustrar con su presencia los lugares que visita.

Hay varias razones que inducen al individuo a usar la cámara, posar, tomar la foto y publicarla en su feis.

1. Llamar la atención
2. Presumir
3. Intentar levantar la autoestima
4. Fingir una vida distinta a la que vive en realidad
5. Enviar mensajes específicos a grupos o personas
6. Ilustrar momentos
7. Construir una imagen
8. O simplemente por diversión

Como precursor del selfie en esta aldea, recomiendo a mis lectores, que sus fotos adquieran lustre y colorido de buen gusto. Lo kitsch (expresión que denota el mal gusto) en el selfie es detestable.

Aquí algunas anotaciones de Selfie Kitsch que estremecen por su mal gusto. Es horrendo fotografiarse…

1. En el baño.
2. Usando como fondo un tinaco o el aire acondicionado de la azotea o tendederos de ropa.
3. Fotos fuera de foco, inclinadas, oscuras, con poca definición.
4. Con la fodonguez a toda vela (sin peinar, malfajados, calzado corroído, con el tirante del bra salido)
5. Posiciones eróticas mal planeadas. En vez de provocar el erotismo provocan risa. Nunca en camas mal tendidas, espacios con ropa sucia, paredes desgastadas.
6. Gesticulaciones sin motivo. (con la lengua de fuera, bizcos, etc) o bien, señas muy trilladas que se hacen con las manos, como la de mostrar el dedo medio.

El feis es revolucionario, y para algunos conservadores que se resisten a estos cambios expresiones como esta, les causan escozor.

Recuerdo que apenas unos años atrás algunos de mis detractores decían… Que presumido es usted, siempre se saca la foto del día. Fantoche. Etc. Y hoy, esos mismos criticones practican el selfie a su modo. Van descubriéndose como parte de la cultura del milenio a la que no debemos sustraernos.

La recomendación es… procurar el buen gusto en la exhibición de sus fotografías. O bien, aténganse a la crítica mordaz y el sarcasmo que es cortesía de la casa.

Que tengan un bonito festejo de fin de año.

*Raúl Ruiz Gómez es potosino, abogado, escritor, analista político en radio y televisión, periodista y docente. Actualmente radica en Ciudad Juárez, Chihuahua. Es autor de Cartapacio, espacio que nació a principio de la década de los 90 y se ha desarrollado en formatos de t.v., radio, columna política y ahora colaboración de San Luis Al Instante.

Please follow and like us:
0
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas