Dragón contra dinosaurio | Cartapacio

Cartapacio

Drágon contra dinosaurio

Por Raúl Ruiz Gómez*

El propósito de Javier Corral no es solamente el exhibir públicamente el autoritarismo presidencial al cortarle, de manera ruin y vengativa los recursos al estado grande de México.

San Luis Al Instante.- El tiro está cantado. El gobernador de Chihuahua, ante la presión ciudadana que le exige cumplir el principal ofrecimiento de campaña: ENCARCELAR A CÉSAR DUARTE, utiliza una estrategia mediática sin precedente alguno.

Antes de seguir adelante debo advertir que este no es un artículo para los que exigen un gobierno químicamente puro. Ya los puedo escuchar… “En vez de andar de chillón que se aplique a la persecución de los narcos en la sierra… Que baje los impuestos… ¡Que no haya cobro por la revalidación vehicular, como lo prometió!” Primero lo primero.

El objetivo de Corral según parece, es cumplir ese primer ofrecimiento. Pero la posibilidad se va escapando merced a la protección que le da a César Duarte el presidente Enrique Peña Nieto. Las instituciones federales como PGR y Secretaría de Relaciones Exteriores, permanecen inmóviles hasta no recibir una instrucción directa del presidente.

Raspándole un poco la cascarita a la nuez, en alusión a la figura propuesta por egregio maestro don Jaime García Chávez, diré lo siguiente: El propósito de Javier Corral no es solamente el exhibir públicamente el autoritarismo presidencial al cortarle, de manera ruin y vengativa los recursos al estado grande de México.

Tampoco fue una mal pensada osadía el tirarle una patada en los dardanelos al presidente Peña Nieto. Ese fue el pretexto para esparcir el vitriolo a nivel nacional. Y según se hemos visto, permeó a escala internacional.

El reclamo a la SHCP por no haber hecho depósito en cuenta de los recursos federales, pudo zanjarse con una visita de cabildeo y ya. Pero había de tener un pretexto serio, lógico, suficientemente ultrajante, afrentoso y humillante, para reunir a su equipo de notables en el primer flamazo del dragón.

El trasfondo es embadurnar al presidente con la comitiva y pestilente nata de corrupción donde el pez gordo está a punto de caer en la cacerola. Me refiero a don Beltrone. Es un tiro de tres bandas. Evidencia que EPN protege a César Duarte. Que la PGR no actúa pese a que hay 10 órdenes de aprehensión en su contra. Evidencia también que con González en prisión, acusado de recibir 250 millones y luego entregarlos aparentemente a don Beltrone, se destapa la cloaca tricolor. Y recalca que la intención no es ir tras don Beltrone, sino desmembrar las redes de corrupción… Tope donde tope.

El propósito tiene un objetivo alterno… Politico/electoral, desde luego. Descarrilar la campaña de Pepemid, pues todos los hombres del presidente están embarrados en el cochambre de la corrupción. Y los ha puesto a temblar. Los obligó a involucrarse. Mordieron el anzuelo.

Sus REVIRES han sido sosos, infantiles… “Yo veo solamente un acto político…”: EPN (ni modo que deportivo). “No depositamos porque nos dieron mal el número de cuenta”…: Pepetoño el de la SHCP. “Corral es mentiroso y torturador”: Pepemid en su campaña.

El impacto mediático es contundente. Seguramente otros liderazgos en el país se unirán a este intento por matar por completo al dinosaurio. ¿Surge una nueva especie política? Dragón mata a dinosaurio.

*Raúl Ruiz Gómez es potosino, abogado, escritor, analista político en radio y televisión, periodista y docente. Actualmente radica en Ciudad Juárez, Chihuahua. Es autor de Cartapacio, espacio que nació a principio de la década de los 90 y se ha desarrollado en formatos de t.v., radio, columna política y ahora colaboración de San Luis Al Instante.

Please follow and like us:
0
,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas